Blog

La movilidad, ¿una disciplina de moda?

Hoy en día en todas partes se habla de movilidad: los políticos en sus campañas electorales prometen a la ciudadanía unas ciudades limpias de emisiones, vehículos sostenibles, zonas peatonales….. en los colegios se ha convertido en una materia transversal, impulsando caminos escolares, rutas compartidas…. hasta las campañas publicitarias ofrecen vehículos eléctricos a precios cada vez más competitivos.

 

Lo que está claro es que, al contrario que el urbanismo, que es una disciplina más reglada, la movilidad se está moviendo continuamente, haciendo honor a su nombre. Nuevos tipos de vehículos que van haciéndose un sitio en la vía pública, vehículos sostenibles e incluso autónomos, el empoderamiento del ciclista y el peatón…

Pero ¿es una moda pasajera, o ha venido para quedarse?
Desde el departamento de movilidad estamos trabajando para que estas nuevas tendencias sean consolidadas definitivamente. Para ello, hemos recuperado todos los pactos y planes comprometidos y hemos programado nuestra hoja de ruta.

Reducción de los desplazamientos motorizados

Actualización o redacción de un nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) orientado al cumplimiento de los compromisos climáticos de la ciudad en sustitución del vigente.

Impulso de la planificación y coordinación de actuaciones de movilidad sostenible metropolitanas.

Redacción de Programas de movilidad incluidos en los Planes Climáticos en centros de actividad (empresas, universidades, hospitales, etc).

Desarrollo y continuidad del Programa de Camino Escolar para el desplazamiento sostenible, seguro y autónomo de la comunidad escolar.

Elaborar e implantar un Plan de Movilidad sostenible para el Ayuntamiento.

Implantar un Programa de gestión de la movilidad.

Elaboración de un Programa de Movilidad para el personal, visitantes y suministros del Ayuntamiento, dentro del Plan Climático Municipal.

Implantar un programa de educación y comunicación en movilidad sostenible.

Calmado de tráfico. Nueva modulación de las velocidades de los vehículos para la seguridad y la calidad de vida. Velocidad máxima urbana de 30km/h y de 20km/h en zonas de elevada densidad de actividades urbanas.

En correspondencia con el nuevo o revisado PMUS, aplicación de mejoras peatonales y ciclistas, aprovechando sobre todo las nuevas condiciones de viario derivadas de la aplicación de las acciones correspondientes al objetivo de reducción de desplazamientos motorizados.

 

Implantar un programa de mejora e impulso de la movilidad peatonal y ciclista.

Mejora de la calidad del transporte colectivo aprovechando el nuevo contexto ferroviario, el desarrollo del metro de Donostialdea y las nuevas condiciones de viario derivadas de la aplicación de las acciones incluidas en el objetivo de reducción de desplazamientos motorizados.

Implantar un programa de mejora de la competitividad de extensión del transporte público.

Desarrollo del Plan Público vertical.

Descarbonización y electrificación de la movilidad

Programa de estímulo de la electrificación del parque de vehículos privado y de reducción de las emisiones de los nuevos vehículos de combustibles fósiles que se adquieran durante el proceso.

Plan de electrificación de la flota de Dbus y programa de eficiencia energética y utilización de fuentes renovables en cocheras y oficinas de la compañía.

Programa de electrificación y descarbonización de la flota municipal de vehículos dentro del Plan Climático Municipal.

Adquisición de vehículos limpios por Administraciones y concesionarios.

Realizar el seguimiento de la eficiencia energética de los vehículos municipales y fomentar la utilización de combustibles limpios.

Creación de una Zona de Bajas Emisiones. Aplicación de restricciones al acceso de vehículos contaminantes en un perímetro delimitado en la ciudad, con el fin de estimular la reducción del uso de los de mayores emisiones de gases de efecto invernadero y más nocivos para la calidad del aire.

Restricciones al paso de vehículos diesel a partir de 2020.

Promoción de la adquisición de vehículos limpios en el municipio.

Desarrollar medidas de promoción del vehículo eléctrico.

Potenciación de vehículos de distribución limpios.

Programa de dotación de suministro eléctrico en plazas de aparcamiento municipales para residentes.

Para concluir podemos decir que el impulso de la movilidad ha venido para quedarse, que se ha hecho un hueco donde los ciudadanos queremos vivir en un entorno más amigable, más sano y más tranquilo. Para cumplir este reto, tanto las instituciones como las personas debemos abogar por tomar medidas que aunque a veces cuesten y nos incomoden son indispensables para ello.

Son habituales las protestas cuando nos reducen plazas de aparcamiento, nos dificultan los accesos a los centros de las ciudades y nos penalizan por utilizar vehículo privado en la ciudad, pero el espacio público es el que es y tenemos que sacrificar la ocupación de la parte más contaminante para recuperar el espacio que en su día los vehículos nos robaron.

La apuesta por las zonas peatonales, los carriles bici, los itinerarios para viandantes…. merece sacrificar hábitos incorrectos y usos contaminantes, porque las personas, según vamos ganando espacio, estamos más convencidas de que queremos convivir en un entorno amable, en el que caben todos los modos de transporte sostenibles.

¿Y tú que opinas?

Rellena el siguiente formulario y comenta este post:

Impulsamos
Alianzas