Entrevistas

La Red de Parques Tecnológicos de Euskadi está siendo casi un referente en todo el Estado

Joakin Telleria

Director del Parque Tecnológico de Miramón

Joakin Tellería es Director del Parque Tecnológico de Miramón y miembro de la Comisión Ejecutiva del Plan Estratégico de Donostia-San Sebastián.

El Parque Tecnológico de Miramón está diseñado para albergar empresas de alta tecnología, centros y laboratorios de I+D, e institutos de servicios avanzados. Cuenta con 46 firmas con ventas de 300 millones y más de 2500 trabajadores, y es instrumento y motor del desarrollo económico y social de la ciudad.

- ¿Cuáles son los objetivos prioritarios del Parque Tecnológico de Miramón de cara al futuro?

Los planes de futuro tratan de seguir por la misma dirección en la que estamos avanzando, que es la de alojar organismos o entidades que se dedican a la investigación, al desarrollo de los resultados de la investigación y a la innovación. Sobre todo estamos intentando atraer empresas innovadoras, centros tecnológicos y universidades, para que de las sinergias derivadas de la relación que tienen entre ellos surjan nuevos proyectos empresariales que generen empleo y riqueza para el territorio.

- ¿Cuáles son los proyectos más ambiciosos que se han puesto en marcha recientemente desde el Parque Tecnológico?

En los dos años que llevo en el Parque, creo que, sin olvidar proyectos tan importantes como el de Fatronik e IKUSI que recientemente han iniciado su actividad en el Parque, los proyectos más ambiciosos están relacionados con temas de biociencias.

Recientemente, a finales del año 2003, se ha construido el edificio C, y en dos años se ha ocupado casi completamente con proyectos empresariales orientados a las biociencias. También está CIDETEC en el sector electroquímico y con alguna orientación hacia las nanotecnologías, pero habría que destacar un proyecto ambicioso, que es el del Centro de Investigación Cooperativa Biomagune. Ocupará aproximadamente 4.000 metros cuadrados dedicados a la investigación en biomateriales.

En este edificio también está previsto alojar otro proyecto relacionado con las biociencias. Se trata de un proyecto que se ha ido desarrollando en la Incubadora de empresas y que se va a dedicar a la producción de sustancias bioterapéuticas. La empresa se llama DRO Biosystems.

En principio la idea era que Biobide, proyecto liderado por la empresa de Madrid Genetrix y relacionado con el análisis masivo de fármacos basado en la plataforma del pez cebra, donde el director científico es el profesor Izpisúa, se alojara también en el edificio C, pero finalmente parece que se situará en otro edificio del Parque Tecnológico.

- ¿Existe suficiente espacio para todos los proyectos que se pretenden alojar en el Parque?

La superficie total del Parque es de 220.000 m2, y de ésta, la mitad está edificada. De esta mitad, alrededor del 70% corresponde a empresas (Inasmet, Fatronik, Ikusi, etc.) y el 30%, alrededor de 33.000 m2, es del Parque.

Dentro de los 33.000 m2 del Parque, 25.000 son superficie útil para alojar empresas. Hace dos años, teníamos una ocupación del 60 %, ahora, alrededor del 75%, y se prevé que para final de año llegaremos al 85%. Por lo tanto, estábamos viendo que estábamos alojando proyectos y que quedaba muy poco espacio libre (alrededor de 3.500 m2). Por ello, lo que hemos hecho ha sido poner en marcha un concurso de ideas para construir un nuevo edificio donde alojar nuevos proyectos empresariales. A partir de enero se puso en marcha y lo que se va a hacer es urbanizar el area de las torres Arbide, posibilitando la construcción de 22.500 m2 en un periodo aproximado de 10 años. Se empezará por construir un edificio de 5.000 m2, lo que supondrá una capacidad de 30.000 m2 para alojar empresas.

- Hablábamos de Biomagune, Biobide… ¿se presenta el sector biotecnológico como sector estratégico de cara al futuro?

Sí, se oye mucho hablar del sector biotecnológico, de las biociencias, y precisamente en el área de Miramón se está concentrando un grupo de proyectos empresariales orientados hacia esta área de actividad. Por una parte se encuentran los proyectos establecidos desde hace tiempo, como pueden ser el Hospital de Donostia, Policlínica, INASMET… pero dentro de este paraguas han surgido otros nuevos proyectos como son Biobide, Biomagune, Inbiomed o Fatronik, que también tiene alguna orientación en temas, no tanto de biociencias, pero sí por lo menos de tecnologías asistivas, y en un futuro llegará también el Oncológico, por lo que se está conformando un núcleo de proyectos muy importante orientado a las ciencias de la salud.

- ¿Cómo está evolucionando la Red de Parques Tecnológicos de Euskadi?

La Red de Parques Tecnológicos de Euskadi está siendo casi un referente en todo el Estado. Es la primera red que se puso en marcha y a partir de ahí han surgido otras redes como la de Cataluña o Andalucía. En mi opinión, la Red está "bien de salud", además, acabamos de incorporar hace un par de meses, el Polo de Innovación Garaia, otro elemento más que asienta el trabajo que hacemos todos.

- ¿Se prioriza el trabajo en conjunto desde la Red de Parques Tecnológicos o existe cierta independencia a la hora de trabajar y cierta competencia por atraer empresas a cada uno de los Parques?

La Red de Parques tiene cuestiones en común y orienta un poco la estrategia de todos los Parques. En todos, tanto en Miñano, como en Zamudio, como en San Sebastián, el socio mayoritario es la Sociedad para la Promoción y la Reconversión Industrial, y esto hace que todos trabajemos en coordinación. Si al final un proyecto, sea cual sea, va a asentarse en un parque, no depende tanto de lo que un parque ofrezca, ni del precio, sino de la decisión estratégica de ese proyecto de alojarse en un Parque Tecnológico o en otro.

Entre nosotros no hay competencia. Somos Parques totalmente diferentes. También hay que tener en cuenta que Zamudio es el Parque con más experiencia. Funciona desde hace 20 años, y por lo tanto, esta experiencia sirve tanto para Miñano, como para Miramón. Muchas veces, consultamos las decisiones primero en la Red de Parques, en las reuniones que hacemos, para luego aplicarlas en cada uno de nuestros Parques, teniendo en cuenta las diferencias que tiene cada uno de ellos.

- ¿Cómo ve el panorama de Donostia- Gipuzkoa en I+D? ¿En qué situación se encuentra en comparación con otras ciudades de la CAV, del Estado o de la Unión Europea?

Es complicado hablar exclusivamente sobre Donostia; San Sebastián tiene un menor peso específico que el que pueda tener Bilbao sobre Vizcaya, o Vitoria-Gasteiz sobre Álava. En cuanto a Gipuzkoa, si nos comparamos con el resto del Estado, parece que en gasto de I+D sobre el PIB estamos sensiblemente por encima, cuando hace 20 años, estábamos muy retrasados. Sin embargo, no sé si el elemento de referencia tiene que ser el Estado, o tenemos que mirar hacia arriba, y con respecto a países como Alemania, Francia, Noruega, o Finlandia, parece que estamos muy lejos. Por lo tanto, hay que hacer un esfuerzo importante todavía, y aunque sea difícil, tomarlo como un reto, y acercarnos lo máximo posible al objetivo de alcanzar el 3% del PIB en I+D+i.

- Desde el Plan Estratégico queremos poner en marcha "Donostia Innovation" una red de innovación que mantenga en contacto a investigadores y otros agentes guipuzcoanos que trabajan en nuestro territorio y en el extranjero, ¿qué opinión tiene sobre la oportunidad de esa apuesta?

Me parece una idea fantástica. Nosotros más de una vez hemos pensado que habría que recuperar toda esta gente que está fuera; Evidentemente, habrá que ofrecerles buenas oportunidades de trabajo, buenos proyectos empresariales dedicados a la investigación, al desarrollo, a la innovación. En tanto en cuanto haya proyectos como Biomagune o Biobide, donde la administración junto con la iniciativa privada pongan en marcha proyectos empresariales de apuesta arriesgada y de futuro, será posible recuperar gente que ahora está fuera de nuestro territorio. Incluso, yo extendería más la pregunta, es decir, ¿por qué no vamos a empezar a pensar en atraer investigadores extranjeros que trabajen con nosotros y que formen una buena base de investigadores jóvenes de aquí, locales? La apuesta es arriesgada, tiene que ser a largo plazo y hay que dar buenas condiciones de vida o de trabajo aquí en San Sebastián. Yo creo que San Sebastián tiene todas las características para que esto se cumpla.

- ¿Qué valoración hace de las estrategias y proyectos aprobados por el Plan Estratégico en el ámbito de I+D?

Por una parte, está Biopolo, la apuesta por las tecnologías sociales, creación de centros de I+D+i y por el desarrollo del sector de las biotecnologías en el entorno del Parque Tecnológico. Parece que el Biopolo se está materializando. Los últimos proyectos que han llegado al parque, alrededor del 70%, son proyectos orientados hacia la biomedicina, biotecnología o biociencia, lo cual me parece una buena apuesta. Tengo la sensación de que éste es un sector cuyo periodo de maduración es muy largo. Habrá que tener paciencia con estos proyectos.

Por otra parte, Donostimedia, la apuesta por desarrollar el sector audiovisual, también es decidida. Habrá que ver con qué recursos cuenta EiTB por parte de la administración para sus planes en Miramón, pero creo que sí que puede funcionar. EiTB tiene que actuar como dinamizador y catalizador del sector audiovisual en Donostia, por el potencial que tiene.

- ¿Cómo cree que se podría potenciar la I+D en Donostia y en Gipuzkoa? ¿Han pensado en actuaciones o estrategias para retener a los jóvenes cualificados en nuestro territorio?

Siempre que haya proyectos empresariales que merezcan la pena, siempre que haya recursos, siempre que se les den oportunidades, los jóvenes se van a quedar aquí. Si no hay oportunidades va a ser muy complicado que se queden. Yo creo que tanto la administración como el sector privado tienen que apostar por este tipo de actividad, orientada a la investigación y a la innovación.

Impulsamos
Alianzas