Entrevistas

Se puede escribir, hablar con un sintetizador de voz, jugar, leer, escuchar música, navegar, chatear, y por supuesto usar el correo electrónico

Pedro Palomo

Diseñador del sistema Quick Glance

Pedro Palomo ha diseñado un sistema que permite controlar el ordenador mediante el iris del ojo y ha obtenido con este invento el primer premio del Concurso de Ideas Empresariales Nueva Empresa Vasca 2003.

Nos explica para quienes está indicado y su funcionamiento básico.

 

Ha diseñado un sistema para controlar el ordenador mediante el iris del ojo, ¿cómo funciona exactamente?

En un ordenador normal, portátil o de sobremesa, se acoplan dos emisores de infrarrojos y una pequeña cámara. Los infrarrojos, que son de una potencia muy pequeña y no perjudican en absoluto al ojo, se enfocan hacia el ojo del usuario. Ello provoca unos reflejos en la pupila que son captados por la cámara. El ordenador interpreta la imagen de la cámara y calcula hacia qué punto de la pantalla está mirando el usuario. Y en ese lugar coloca el puntero del ratón.

Una vez situado el puntero en el lugar deseado, el usuario puede simular la pulsación del botón del ratón bien parpadeando lentamente o manteniendo el puntero en un área durante un tiempo determinado. Tanto el tamaño del área como el tiempo durante el que el ratón debe permanecer dentro de esa área para que se pulse el botón son modificables por el propio usuario.

A través de un cuadro de opciones auxiliar puede simularse no sólo la pulsación con el botón derecho, sino la doble pulsación, pulsar con el botón derecho, pulsar y arrastrar, etc. También puede hacerse que al pulsar se agrande la zona sobre la que se ha pulsado, haciendo más fácil pinchar exactamente donde queremos.

¿Incluso permite comunicarse con una persona y enviar mensajes email?

Lo que hace el sistema es simular un ratón, por lo cual funciona con cualquier programa en Windows. Eso quiere decir que se puede escribir (usando un teclado en pantalla, incluido en el sistema), hablar con un sintetizador de voz (también incluido), jugar, leer libros, escuchar música, navegar por Internet, chatear, por supuesto usar el correo electrónico, en resumen, cualquier aplicación, que no sólo sirven para comunicarse sino para informarse, entretenerse, controlar el entorno, en fin, mejorar la calidad de vida del usuario.

¿Para quiénes está indicado?

Para toda persona que por cualquier motivo no pueda utilizar un ordenador en la forma convencional, por lesión o enfermedad. Actualmente lo están utilizando personas desde los 6 a los 75 años que padecen Esclerosis Lateral Amiotrófica, Parálisis Cerebral, Parkinson, lesiones medulares…, en fin, el conjunto de usuarios potenciales es muy amplio. Y se está utilizando para comunicación, educación, entretenimiento…

¿Qué requisitos se necesitan para poder utilizar Quick Glance?

El único requisito es mantener el control sobre el movimiento de un ojo, algo que al parecer las personas conservamos casi sea cual sea la discapacidad. Puede utilizarse con gafas y con lentillas. No son necesarios conocimientos de informática, al menos para tareas esenciales como la comunicación. He tenido ocasión de trabajar con personas que no sabían de qué color era un ordenador y que ahora se han convertido en el terror de Internet.

Esta tecnología está siendo probada ya por colectivos con esclerosis lateral amiotrófica ¿Cómo está resultando la experiencia?

Como he comentado antes, no sólo con ELA sino con otras discapacidades, y en distintos lugares de nuestra geografía. Los resultados están siendo magníficos. Desde niños con los que anteriormente era casi imposible comunicarse, y que ahora están siendo educados con esta herramienta, hasta adultos que se encontraban enclaustrados, sin posibilidad de moverse ni hablar, y que ahora no sólo pueden comunicarse sino hacer muchas de las cosas de las que antes hablábamos, desde entretenimiento e información hasta autonomía personal.

Como ya han pasado unos meses desde que se colocaron los primeros equipos, hay experiencia en cuanto a la rapidez del avance de los usuarios. No todas las personas siguen el mismo ritmo, y a algunas les cuesta más al principio conseguir un dominio completo. Cuanto más relajado esté el usuario, más fácil le es usarlo (al fin y al cabo, es sólo mirar a donde queremos que ocurran las cosas). Pero todos ellos obtienen resultados desde el primer día, y con la práctica viene el dominio. De hecho, los usuarios que ya llevan unos pocos meses usando el sistema hacen cosas que parecen increíbles.

El invento obtuvo el pasado año el primer premio del Concurso de Ideas Empresariales Nueva Empresa Vasca, ¿qué supuso este reconocimiento?

Habiendo estado toda la vida en la dirección de empresas, yo pensaba que estaba de vuelta de todo, pero lo primero que me supuso este premio fue una ilusión personal enorme, y un incentivo para seguir adelante con un proyecto que no es fácil de hacer llegar a la gente. Naturalmente, el eco que tuvo, y sigue teniendo, en los medios de comunicación me ha ayudado mucho como tarjeta de presentación ante organismos, centros sanitarios y usuarios. Porque, sinceramente, esto hasta que no se ve no se cree; eso de manejar el ordenador con el ojo parece un concepto bonito pero difícilmente creíble, y aunque pueda ser cierto seguro que es muy difícil y reservado a aquellos muy iniciados en la informática. El que un proyecto así haya recibido este premio y lo hayan recogido los medios de comunicación me ha permitido tener una credibilidad de entrada que se ha visto ratificada una vez que las personas han podido ver funcionar el equipo y probarlo, y comprobar su facilidad de uso y sus inmediatos resultados.

Creo que es justo mencionar que la ayuda que han prestado hasta ahora algunas entidades financieras, principalmente Kutxa, ha permitido también que algunas personas, para las que el coste hubiera supuesto un problema, estén pudiendo disfrutar de esta solución, y por lo tanto ser referencia y ejemplo para otras.

Impulsamos
Alianzas