Actualidad

Mejorar las ciudades pensando en los mayores beneficiará a toda la ciudadanía

Cuarenta ciudades y comunidades de todo el mundo se dieron cita en Dublín en la primera Conferencia Internacional de Ciudades Amigables con la Edad en la que estuvo presente Donostia-San Sebastián, a través de la Oficina de Estrategia.

La Red de Ciudades Amigables con la Edad aprobó la “Declaración de Dublín”, un compromiso a favor del envejecimiento activo pero también un reconocimiento a la contribución positiva que las personas mayores realizan en el ámbito social, económico y cultural, entre otros. Ciudades de todos los continentes, hacen a través de esta Declaración un llamamiento al estímulo y al apoyo para la promoción de la igualdad de derechos y oportunidades para los ciudadanos y ciudadanas de mayor edad y a compartir el aprendizaje sobre los avances en políticas y prácticas que mejoren sus vidas.

“Envejecer es un regalo como la propia vida” esta frase del politólogo y embajador sudafricano James A. Joseph puede resumir la esencia de este Congreso. La experiencia que se adquiere con la edad es capaz de mover montañas o por lo menos de dar pasos a favor de la paz y los derechos humanos, como es el caso de Nelson Mandela en África, o Martin Luther King en EEUU. Es solo un ejemplo de lo que se dijo en este Congreso que contó con la participación de más de 40 expertos de diferentes nacionalidades y perfiles profesionales.

Y es que en la actualidad, el 20,5% de la población donostiarra es mayor de 65 años (con una evolución del 12,5% en 1981, y del 18,5% en 2001) mientras que uno de cada 16 donostiarras supera los 80 años, en su mayoría mujeres. Para 2020, según datos del EUSTAT (Instituto Vasco de Estadísticas), uno de cada cuatro ciudadanos vascos será mayor de 65 años.

Donostia-San Sebastián ha dado pasos firmes a favor del envejecimiento activo a través de iniciativas como el Programa +55, la Universidad de Mayores, la Escuela de la Experiencia o el Proyecto Europeo de la Movilidad Sostenible para Mayores de 50-AENEAS, que se plantea como objetivos educar a las personas mayores en el uso de transportes sostenibles de acuerdo con sus necesidades y expectativas además de mejorar el atractivo y la seguridad de los medios de transporte público, realizando intervenciones innovadoras a pequeña escala.

Por otra parte, la ciudad se está adaptando a las necesidades de los y las mayores con acceso a todas las zonas de la ciudad mediante transporte público, minibuses a los barrios de las zonas altas, autobuses de plataforma baja, transporte vertical (ascensores, rampas o escaleras mecánicas), eliminación de barreras arquitectónicas, aceras anchas, antideslizantes, en buen estado y libres de obstrucciones, rebajes de aceras, peatonalización de calles, establecimiento de áreas 30, instalación de semáforos en los ejes principales de circulación en los barrios para evitar atropellos, etc.

Actuaciones como el servicio de ayuda a domicilio, la teleasistencia, el acompañamiento social (para mayores que no dispongan de red social suficiente y/o padezcan limitaciones que dificulten su vida cotidiana), las prestaciones económicas para cuidados y asistencia personal en el entorno, el programa de convivencia entre personas mayores y estudiantes (para fomentar la solidaridad a través de la convivencia y la relación intergeneracional), los centros de día etc. persiguen promover el mantenimiento de los y las mayores en su entorno siempre y cuando sea posible.

Donostia/San Sebastián pretende dar un enfoque transversal al proyecto Ciudad Amigable con la Edad, con la implicación de todos los departamentos municipales como un paso más en el proceso de mejorar la ciudad y su calidad de vida y haciendo especial hincapié en el carácter participativo. Formar parte de la Red de Ciudades Amigables con la Edad supone, pues, una excelente oportunidad para impulsar la participación, la implicación y el “empoderamiento” de las personas mayores y sus asociaciones en las iniciativas municipales.

Los objetivos generales del proyecto son:

  •      Generar procesos de participación comunitaria.

    Introducir cambios en las diferentes áreas competenciales del municipio a fin de mejorar la calidad de vida de la ciudadanía. Se insiste en que esto implica una mejora en el nivel de vida tanto de los y las mayores como de la población en general.

  •     Aprovechar el potencial que representan las personas mayores en la vida ciudadana.

La entrada en la Red de Ciudades Amigables con la Edad-Age Friendly City se hizo efectiva después de haber llevado a cabo un proceso de participación que contó con la opinión de personas mayores, organizaciones de voluntariado, proveedores de servicios, comerciantes, empleados públicos y cuidadores de personas en situación de dependencia. Se utilizaron técnicas cualitativas con grupos focales y se analizaron ocho áreas de intervención (transporte, vivienda, respeto e inclusión social o participación cívica y empleo, entre otras).

La 1ª Conferencia de la Red de Ciudades Amigables con la Edad sirvió para poner en evidencia la necesidad del trabajo en red, de la colaboración entre las diferentes ciudades y comunidades miembro.

Donostia/San Sebastián a través de este compromiso pretende darle un enfoque transversal al proyecto con la implicación de todos los departamentos municipales como un paso más en el proceso de mejorar la ciudad y su calidad de vida y haciendo especial hincapié en el carácter participativo. Formar parte de la Red de Ciudades Amigables con la Edad supone, pues, una excelente oportunidad para impulsar la participación, la implicación y el “empoderamiento” de las personas mayores y sus asociaciones en las iniciativas municipales.

Ciudades firmantes de la Declaración de Dublín

La Declaración de Dublín la firman ciudades y comunidades de los cinco continentes con importante presencia de ciudades europeas. Destacan: Akita (Japón), Chia-Yi City (Taiwan), Seul (Corea del Sur), Ciudad del Cabo (Sudáfrica), Río de Janeiro (Brasil), Rosario y La Plata (Argentina), Ciudad de México (México), New York, Oakland y Portland (EEUU), Berna (Suiza), Bruselas (Bélgica), Edimburgo y Manchester (Reino Unido), Besançon, Lyon y Dijon (Francia), Udinese (Italia), Krakow (Polonia), Ljublijana (Eslovenia), Dublin, Kilkenny, Galway, Wesmeath y Clare (Irlanda), Barcelona, Bilbao y Donostia-San Sebastián.

 

Suscríbete a la newsletter

Aporta tus ideas

Este espacio es tuyo: ¡PARTICIPA!

Queremos recibir tus ideas, conocimiento, sugerencias, críticas, aportaciones…. Háznoslas llegar a través de este formulario.

Impulsamos
Alianzas